Cuando usted fallezca, querrá que todos sus bienes pasen a los beneficiarios que usted elija sin ninguna disputa, honorarios legales ni drama. Aunque la sucesión puede parecer inevitable en la mayoría de los casos, no tiene por qué ser dolorosa y costosa. Así que vamos a discutir algunas formas de evitar la sucesión o, al menos, hacerla lo más sencilla posible.       Definición de la sucesión y puede ser costosa

¿Qué es la sucesión?

Cuando usted fallece y tiene un testamento, el proceso de sucesión garantiza que el testamento sea definitivo y válido. Por ejemplo, cuando un testamento entra en el proceso de legalización, los miembros de la familia y los acreedores tendrán la oportunidad de impugnar el destino del dinero antes de que se distribuya.

Dependiendo de lo férreo que sea el testamento, el proceso de sucesión puede ser largo y peliagudo e incluso llegar a los tribunales. Es entonces cuando los honorarios empiezan a sumarse, y la cantidad de dinero disponible para distribuir a los beneficiarios disminuye a cada momento que pasa.

¿Cómo puede agilizar la sucesión o evitarla por completo?

He aquí algunas formas de asegurarse de no desperdiciar dinero en la sucesión tras la incapacitación o el fallecimiento:

  • Crear un fideicomiso: Cuando usted implementa un fideicomiso en su plan de sucesión, el fideicomiso no tiene que entrar en la sucesión. Nada cambia con la muerte o la incapacidad cuando se trata de un fideicomiso. El fideicomisario continuará siguiendo las instrucciones como siempre.
  • Escriba cartas de confirmación con el testamento: Si cree que puede haber una disputa entre la familia sobre un beneficiario específico, escriba una carta en la que diga que sabe que es una elección controvertida. Cuando usted tiene claras sus intenciones de disipar cualquier duda que pueda surgir, es menos probable que el tribunal permita que se discuta la distribución.
  • Revise regularmente su testamento y su plan de sucesión: Es muy probable que un testamento entre en un proceso de sucesión complicado si no ha sido revisado durante 20 años. Por lo tanto, tómese el tiempo necesario para revisar su plan de sucesión con cada cambio de vida significativo: muerte, matrimonio, nacimiento o divorcio.
  • Donaciones libres de impuestos en vida: Cuanto mayor sea el dinero que se destina a la sucesión, mayores serán los costes. Mientras viva, puede hacer regalos libres de impuestos a sus seres queridos por un importe de 16.000 dólares al año.

Si quiere evitar la sucesión, Shoup Legal está a su servicio. Podemos ayudarle a poner salvaguardas para asegurarse de que su familia no tenga que esperar el proceso de sucesión y pagarlo con su herencia. Póngase en contacto con nosotros en el (951) 455-4114 o por correo electrónico en [email protected] para comenzar con sus necesidades de planificación patrimonial.